May 7, 2022

Las 3 partes de la agilidad de negocio que debes tener en cuenta

La agilidad de negocio es la capacidad de deleitar continuamente a los clientes con entregas de valor e inspirar a los empleados en medio de los desafíos emergentes. 

Es la mentalidad en la agilidad colectiva de las personas que se desarrolla a partir de una cultura de aprendizaje.

Cómo se desarrolla de la agilidad de negocio en tu organización

Para impulsar la agilidad de negocio con el aprendizaje se debe ser constante y perseverante.

No existe un único marco, software o proceso mágico que proporcione más agilidad de negocio a una organización. 

Las organizaciones ágiles más prósperas son organizaciones de aprendizaje y adaptación rápida. 

Fomentan una cultura de aprendizaje continuo y en toda la organización para mantener la agilidad de sus líderes y profesionales.

Estas personas a su su vez, pueden deleitar a los clientes con entregar de valor.

Este enfoque centrado en las personas, junto con equipos, allana el camino para mejores lugares de trabajo que sacan lo mejor de las personas, para las personas.

Cuando una organización adopta una cultura de aprendizaje, está invirtiendo y habilitando la agilidad colectiva de las personas. 

Alienta a los empleados de toda la organización a aceptar la incertidumbre, usar la experimentación y ver el fracaso como parte del aprendizaje.

Desbloqueando el potencial de la organización, lo que permite volverse más competitivo en sus mercados.

Además por otra parte y, lo que es más importante, brindar experiencias más significativas y valiosas a sus clientes.

agilidad de negocio

Liderando el cambio

Los viajes exitosos de agilidad de negocio comienzan con liderazgo y capacitación que catalizan cambios de mentalidad y liberan el potencial humano.

La agilidad de negocio se centra en los cambios culturales y de comportamiento necesarios en todos los niveles de la organización para prosperar en la incertidumbre. Repito en todos los niveles de la organización.

También enfatiza los cambios de paradigma sistémico y el autodesarrollo continuo y necesario para liderar las organizaciones a través de la complejidad y el cambio continuo.

Entrega de valor

La agilidad es “imprescindible” para las organizaciones que buscan entregar valor de manera consistente en entornos complejos y cambiantes.

Se abarca la estrategia, la excelencia técnica, la propiedad del producto y la gestión de entrega necesarias para llevar productos de gran relevancia al mercado en el mundo en constante cambio de hoy.

Kanban y Scrum siempre te ayuda a mejorar la entrega de valor, es como ponerse un espejo delante para ver tus errores en las 3 partes de agilidad de negocio.

Capacidad organizativa

Las funciones organizacionales esenciales, como finanzas y recursos humanos, a menudo se consideran impedimentos para la agilidad. 

Sin embargo, con los cambios correctos de mentalidad y estructura, estas funciones tienen el poder de habilitar y amplificar la agilidad. 

Para cubrir nuevas formas de trabajar en funciones habilitadoras para ayudar a acelerar el viaje hacia la agilidad.

ebm

Conclusión

Fijaros que se para llevar a cabo estas 3 partes nos encaja perfectamente el marco de gestión basada en evidencias

Si véis, tiene una pata de “Time to Market” y “Habilidad de innovar” pega en la capacidad organizativa, que es la parte más colgada normalmente en las organizaciones.

Recuerda que en tu organización se deben trabajar estas 3 partes de la agilidad de negocio.

Normalmente se descuida alguna y hace que tu cambio de mentalidad no se sostenga. 

Liderar el cambio, la entrega de valor y la capacidad organizativa es clave para tener éxito en este largo camino de la agilidad.